Ads 468x60px

miércoles, 16 de junio de 2010

Tocado

TODOS tenemos traumas; desde que nacemos acumulamos experiencias, que en una clave se pueden dividir en buenas o malas. Ambos tipos nos marcan, van formando nuestro caracter y nos dan herramientas para seguir acumulando más experiencias, distintas o similares a las ya vividas.
Sin embargo, también acumulamos residuos de esas experiencias, que nos trauman y nos ponen taras, pesos en nuestras mochilas psíquicas que nos lentifican. Por eso, una vieja enseñanza oriental reza: "olvida todo recuerdo de pasadas experiencias". El objetivo sería saber qué hacer sin necesitar revivir todo el hecho, como por ejemplo, saber que si me quemo con la estufa no tengo que acercarme tanto, sin traer al conciente que estaba con pepito charlando de galletitas dulces en la casa de juanito, la vez que viví la experiencia y me hizo aprender la lección.
El inconciente funciona de maneras extrañas, como un cajón en el que guardamos todo lo que nos afecta y no queremos/podemos asimilar de manera conciente. Se supone una tarea propia del análisis, poder bucear en ese cajón, para identificar el origen de nuestros problemas actuales. Es algo que difícilmente puede hacerse en forma individual y por eso necesitamos la visión objetiva y experimentada de un profesional. Asi y todo el análisis no es para todo el mundo y yo fallé en mi único intento de analizarme... lo sé, debería reincidir.
Me preocupa algo, que si bien es normal, ha de ser un trauma de mi vida solitaria. Un miedo recurrente, que cada vez que aparece la imagen en mi cabeza me atenaza el pecho y me comprime hasta dejarme sin respirar: ocurre (por suerte) muy de vez en cuando ,mientras me baño, que imagino que me resbalo, me golpeo la cabeza y quedo en el piso, inconciente, sin posibilidad de moverme o llamar por auxilio, o lisa y llanamente frío.
Lógicamente me gustaría encontrar alguien con quien compartir el techo, las noches, los gastos y la cama, que compartamos el resto de nuestra vida juntos, veamos a nuestros hijos crecer, vivir otras 3 devaluaciónes e hiper-inflaciones; pero lo que más me preocupa, es tener a alguien me escuche gritar desde el frío piso del baño.

O por ahí alcanza con poner una baranda y loza radiante.

6 comentarios:

SOL dijo...

Volvé a terapiaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!! Es la única forma de matar a esos fantasmas que nos cagan la vida

AS dijo...

Debería, no? Jaja!

Lila Biscia dijo...

Angel Samuel, podemos pensarlo diferente también. No a partir de un aparato psíquico que nos limita con nuestro inconsciente, la censura y la represión, sino a partir de las experiencias y los aprendizajes.
Que las experiencias de rupturas podamos transformarlas en formas de conocer lo que queremos y no, para un proximo amor, en lugar de que nos generen el miedo de una nueva frustración.
Por suerte, siempre existen alternativas al psicoanálisis que no siempre es práctico (en la práctica y en los conceptos)

Yo me acuerdo cuando me separé, al principio, me la pasaba llamando a mis amigas avisandoles que hacía, a dónde iba, por si me moría en el camino y nadie sabía más nada de mi! jjajaa
Después me acostumbre a cuidarme mejor sola y a darme cuanta que siempre hay gente que si no te ve dos dias se alarma! jja (en dos dias no moris de frio por un golpe!)

Síntesis: a buscar amores no para que noten nuestra muerte, sino para que disfruten con nuestras vidas (y te tire final cohelo y todo! jja)
Beso

AS dijo...

Lilus, imaginate que vivo solo desde los 18, pero ya a los 9 volvía solo de la primaria, almorzaba y me iba a "deportes" en la escuela. Mi vida fue bastante independiente desde chico y sé cuidarme, aunque los accidentes PASAN.
Igual, me gustó la moraleja y concuerdo en un 100%. Es lo que espero y no alguien que se asegure que salga de la ducha caminando, o le pagaría PROSEGUR y pondría el botón de auxilio al costado de la cortina de baño!
Beso!

Lola dijo...

Por las dudas además de la barnda y la loza radiante poné una claraboya para que se escuchen tus gritos, o entren las gatas a darte calor, o un telefono en el piso del baño.
... tranquilo amigo... ya aparecerá una señorita que le diga que vaya a terapia...
besos

ellunes dijo...

no se, por ahi freud lo ve más clarito que yo, pero lo tuyo es puro - y lógico- miedo a la soledad. Preocupante si no lo tuvieras.

 

Sample text

Sample Text