Ads 468x60px

martes, 25 de enero de 2011

Estabilizado

¿El eterno inconformismo del hombre nos lleva a superarnos o confundimos anhelo de mejora con temor a la estabilidad?
Prefiero hablar de estabilidad y no de rutina, porque es uno quien debería ponerle la carga necesaria para evitar el tedio. Claro que eso es un compromiso con uno y con quien uno se relaciona.
Recuerdo que de chico tuve una relación que llegó a la instancia de estancamiento, por lo que creímos que la relación debía moverse,  para adelante en lo posible, o para atrás. Decidimos licitar un departamento, empezar a comprar los muebles y proyectar el futuro de la relación en base a la convivencia y una nueva vida. Hoy estoy seguro que ese hubiese sido uno de los errores más groseros de mi vida; no por la dama con la que estaba, que era y sigue siendo una mujer excelente, sino porque la relación no funcionaba y lo que buscábamos era tapar el ruido del tedio emocional con un impulso en lo material, cuando debería ser al revés y ser lo psicológico lo que impulse y se plasme en lo material.
Dos meses después de la decisión de mudarnos juntos, a un mes de que nos entregasen el depto, decidí terminar la relación. Sé que suena a un acto de cobardía y hasta una hijaputés cual dejar al novio/a plantado/a en el altar. Sin embargo, estoy casi seguro que fue la decisión correcta.
Hoy en día me pregunto si podría convivir con alguien; si estaría dispuesto a amoldarme a la vida en pareja: respetar los espacios, contener las manías, estar en las buenas y también en los tiempos de cólera.
Supongo que todavía no hay quien estimule el cambio; quien, como decía antes, motive desde lo emocional el cambio en lo físico.
Así que por ahora, deambulo en calzones por el living, como de la olla mirando la tele y no exploto por dentro después de comer pochochos.


5 comentarios:

Mi no vida dijo...

Supongo que cuando encontras a esa persona que motiva el cambio te das cuenta y estas dispuesto a resignar el andar en pelotas por el living o a comer en platos, entre otras cosas. Creo-supongo desde mi total inexperiencia que cuando encontremos a esa persona ese cambio va a significar crecimiento mutuo y no va a ser algo q busquemos para tratar de remontar lo irremontable. Espero en algun momento encontrar a esa persona. Pero como vos puedo darme algunos lujos todavia jaja.
Beso

Lola dijo...

Creo que lo maravilloso seria que puedan deambular dos personas en calzones comer juntos de la olla mirando tele... o que si te gusta hacer eso el otro lo respete... bue excepto por lo de los pochoclos que si ya es invadir el espacio odorifero del otro.

Diferente es si tenes hijos... porfa enseñales a vestirse y comer en la mesa.. y lo digo por experiencia

eslabon y pedernal dijo...

Me queda la duda de si es necesario encontrar a alguien que estimule al cambio o si solo se trata de encontrar a alguien a quien el modo de vivir de uno le parezca una alegria que quisiera repetir cada día.
Cambiar para satisfacer a otro... no va a andar. Digo, bah.

eslabon y pedernal dijo...

Ah, también me encanto la diferenciación entre estabilidad y rutina y la necesidad de un compromiso propio y común para evitar el tedio. Me ayudo a pasar en limpio un sentimiento conocido. Ja.

AS dijo...

Xoi, es la búsqueda de todos diría Platón, como forma de encontrar la mitad perdida.

Lola, creo que en realidad la pareja tendría que ser un complemento que eleve y no que achate. Me permito algunos lujos porque estoy solo, pero no me gustaría que mi pareja me vea en pelotas comiendo de la olla, porque a partir de ahi todo el resto es irremontable.

Eslabón y/o pedernal, es cierto que el cambio tiene que ser por uno mismo y no por el otro, pero si ese cambio es para bien y el otro es fuente de inspiración, binvenido sea!


Besos!

 

Sample text

Sample Text