Ads 468x60px

jueves, 18 de marzo de 2010

Se me prendió la lamparita

 

"Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo."
                                                                Benjamin Franklin


Si lo dijo Franklin se lo creo, aunque se me ocurren alguna que otra que, si bien dependientes de los arriba mencionados, son más difíciles de mantener:
  1. Un matrimonio: Depende al menos de dos de los tres elementos, siendo que o bien el otro no se entere que le metes los cuernos, o el otro te perdone los cuernos o que aproveches el tiempo que pase hasta que se entere (como dijimos antes, de los cuernos y de la muerte no se salva nadie)
  2. Un trabajo: Cuando hice relaciones del trabajo me hablaban de las lagunas de informacion, como esas armas con las que cuenta un empleado para ser "indispensable"; un concepto bastante inadecuado e ineficaz; siendo que con la standarizacion de puestos, no es la tarea sino la calidad del empleado la que lo hace mas o menos reemplazable. En las relaciones laborales, como en la familia, uno no elije a quién le toca y muchas veces uno choca constantemente debido a diferencias personales; el secreto, más allá de llevarse lo mejor posible, es perdonar los agravios. Aprovechar el tiempo es básicamente para publicar un post cuando deberías estar estimando qué componentes necesita la línea para producir.
  3. Una dieta: Cómo no perdonarle un agravio a un panqueque con dulce de leche o a una mousse con pedacitos de chocolate; o si se comete algún desliz, que el nutricionista no se entere; y por sobre todo, aprovechar ESE lunes en que se inicia (y se deja) la dieta.

1 comentarios:

Lola dijo...

- ¿La única causa de ruptura matrimonial son los cuernos?
- Al pelotudo con el que me peleé hoy no pienso perdonarlo.
- Al nutricionista le dije (Via sms): ¿Sabés que?No sos vos, soy yo. Esto no es lo que necesito.

 

Sample text

Sample Text