Ads 468x60px

viernes, 19 de noviembre de 2010

Feibu o de cómo me convertí en un ente auspiciado

Poco o nada queda en internet que sea "gratis". Desde tener un blog, al que hay que prestarle más atención y riego que a una planta, hasta la pornografía que según estadísticas es el principal uso de la internet, por lejos (para no decir por pajeros), todo tiene un costo.
Pasada la inicial emoción por reencontrarme con compañeros del primario y de los scouts a los que por alguna razón no veo hace mínimo diez años, me empecé a dar cuenta del oscuro y macabro objetivo de Mark Zuckerberg y su red social: El muy turro quiere ganar plata... sí, aunque no lo crean, no necesité ver la película para descubrirlo.
Sin embargo, más allá de la publicidad directa que ofrecen los administradores, para hacer llegar el producto a muchiiiisima gente que no lo necesita, ni lo quería, ni siquiera preguntó por eso, me estoy dando cuenta que una forma de publicidad camuflada se está esparciendo sin restricción, casi virósicamente.
Al igual que mi anterior deducción, no necesité una película, documental, ni gráficos en pizarra, sino sólo darme cuenta que tengo más fotos de vestidos(?), zapatos de taco(?!), purificadores de agua y deejays, que de mí y mi familia...
Gracias Mark!!!

4 comentarios:

deMónicamente dijo...

hay que facturar como seaaaaaaaaaa!!! y cueste lo que cueste!!! jajjaajaa
kisses

La_Go dijo...

Nada en la vida es gratis chep!!

Cat dijo...

Siempre dije que levantás una piedra y te encontrás con otro scout.
No hay naa' que hacer, che. Somos millones.
Vaya un apretón, nomás.

AS dijo...

La_Go, desgraciadamente coincido!

Cat, una hermosa infancia!

Besos!

 

Sample text

Sample Text